En Aduro plantamos árboles

Los bosques son un recurso eficaz para-absorber el CO2 de la atmósfera. Los bosques son los pulmones de nuestro planeta y, según el The Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC), son nuestra herramienta más importante para poder reducir nuestra huella de CO2.

En Aduro queremos contribuir con la mejora de los bosques y por eso, hemos invertido para proteger 400 hectáreas de bosque en Lituania. Este proyecto permitirá obtener manera sostenible, preservando el crecimiento natural de los árboles, con una poda controlada y su posterior reforestación. El impacto de esta explotación sostenible permitirá abastecer de leña a un equivalente de 10.000 estufas Aduro.

Reforestación y entornos naturales
Para la explotación sostenible de este bosque vamos a colaborar con la empresa danesa Hedeselskabet. Esta empresa tiene una larga experiencia en silvicultura sostenible y aplica en sus proyectos lo último innovación medioambiental, conservación de la naturaleza, mejora del entorno y adaptación climática. La tala controlada permite rejuvencer el bosque. La reforestación se realiza combinando métodos adaptados al suelo y sus alrededores. Para la replobación usamos la caída natural de semillas de los árboles seleccionados; esta técnica permite producir hasta 10.000 árboles por hectárea. En las zonas en las que la reforestación natural no es posible, plantamos directamente los nuevos árboles.

Durante el mantenimiento del bosque, se podrá extraer madera de forma controlada. Esta madera tendrá muchos usos, entre ellos, reemplazar los materiales más contaminantes, como son el petróleo, carbón, acero y hormigón.

Estufas de leña: una calefacción sostenible
La leña es biomasa y calentar nuestro hogar con madera es sostenible. La leña es un combustible respetuoso con el medio ambiente, ya que no añade CO2 a nuestra atmósfera. Los árboles al crecer absorven el CO2 de la atmósfera. Cuando quemamos su leña, estamos liberando la misma cantidad de CO2 que absorvió el árbol. Este CO2 es a su vez absorvido por otros árboles, por lo que el se cierra el ciclo del CO2 dentro de la biosfera. En este ciclo sostenible, la mantenimiento de los bosques y la silvicultura sostenible son puntos estratégicos.